viernes, 8 de julio de 2011

Erase una vez.... En la casa del Pez.



Aunque la foto es de hace bastante tiempo, sirva de tributo a este gran templo del G&T con una espectacular relación calidad/precio (a pesar de que cada día que vamos los Gintonics son algo más caros).


Mítica la frase "Todas las bebidas son servidas por descendientes de criminales", que viendo los tatoos del ¿encargado? es bastante creible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada